Hora local en San Juan:

 

El vicegobernador Marcelo Lima, en ejercicio del Poder Ejecutivo, encabezó el acto conmemorativo por el 207º aniversario del natalicio del Maestro de América, llevado a cabo en el Museo y Biblioteca Casa Natal de “Domingo Faustino Sarmiento”.

El vicegobernador Marcelo Lima en el acto por el 207º aniversario por el natalicio de Sarmiento.

En la ocasión participó el ministro de Educación, Felipe de los Ríos; el intendente de la Ciudad de San Juan, Franco Aranda; el presidente de la Corte de Justicia, Adolfo Caballero; legisladores nacionales y provinciales; representantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad de la provincia; secretarios, subsecretarios y directores de áreas del Ministerio de Educación, entre otros funcionarios públicos. También asistieron directivos, docentes y alumnos de establecimientos educativos e invitados especiales.

Tras la entonación del Himno Nacional Argentino y el Himno a Sarmiento, las autoridades procedieron a la colocación de ofrendas florales ante el busto que perpetúa la imagen del prócer sanjuanino.

Más tarde el ministro Felipe de los Ríos brindó un discurso alusivo a la memoria del ilustre Maestro y señaló que “Sarmiento transitó por la mayoría de los vaivenes del siglo XIX. Hoy, a 207 años de su natalicio, honramos y recordamos sus contribuciones directas que fueron indispensables para la construcción de la Argentina moderna. Sus huellas son palpables hasta el presente. Pocos americanos han alcanzado en su desarrollo intelectual más de cinco mil publicaciones y que después de dos siglos, desde su nacimiento, son aún centro de debate en amplios sectores académicos y políticos de la Argentina”.

Para concluir la ceremonia habló el vicegobernador y señaló que “Sarmiento fue un hombre que generó una cantidad importante de escritos biográficos. Una de las biografías importantes fue la de Leopoldo Lugones encargada por Ramos Mejías, en el año 1911, por motivo de celebrarse el centenario de su nacimiento. Allí Lugones nos dijo que a Sarmiento lo hizo grande la naturaleza, porque es como la montaña, destinado esencialmente a crecer y que nunca dejará de hacerlo. Sarmiento fue un hombre que transitó por los distintos estadios institucionales y políticos de nuestro país, y tuvo una verdadera obsesión que fue la educación”.

Seguidamente Marcelo Lima destacó que “Sarmiento fue escritor, fue senador, fue ministro de educación, fue gobernador y también presidente. Pero esencialmente fue maestro, y como maestro tuvo esa obsesión que es la educación. Creo que la obra cumbre de Sarmiento es Educación Popular, escrito en el año 1847, cuando la autoridad chilena, siendo él director de escuela, lo envía a Europa y EEUU donde recabó el fundamento necesario para su formación y para la construcción de este proyecto político al que él mismo llamó Educación Popular. Este proyecto constituyó el alma de su pensamiento, pero esencialmente fue revolucionario. Sarmiento entendió que había dos modelos para la educación, el francés centralista y el norteamericano descentralizado. Optó por este último, porque sostenía que los municipios eran los que estaban más cerca y eran más idóneos para proporcionar la educación al pueblo, por eso hablamos de que fue un proyecto revolucionario”.

Por último, el titular del Poder Legislativo sostuvo que “Sarmiento, cuando hablaba de la financiación, decía que el Estado tenía que encargarse pero no alcanzaba, entonces decía que los ricos debían pagar la educación de los pobres, y la forma de hacerlo era descentralizada para que los ricos pudieran financiar la educación de sus propios trabajadores en el lugar donde se encontraban”.

Fuente: Prensa Cámara de Diputados

 Cuidamos lo más valioso: el futuro de cada sanjuanino.

 

Grabado de autopartes: información importante

 

 

Volver